¿Alquilar en verano para pagar la hipoteca?

La fundadora de la web Rentalia, Marta Esteve, predica con el ejemplo. Alquila en verano su segunda residencia en Cantabria: “Así pagamos la hipoteca”. Esta empresa de anuncios de casas de vacaciones ha detectado que en verano está aumentando la oferta. La crisis está obligando a muchos propietarios -que antes no arrendaban sus viviendas- a sacar al mercado sus apartamentos playeros, bien cuando no los van a utilizar o bien en temporada alta para sacar el máximo rendimiento. “La gente que no quiere vender su casa la pone en alquiler. Nos están entrando muchas cosas por esa vía. Así te puedes pagar la hipoteca anual”, asegura esta directiva.

Pero además, en Rentalia han detectado que las familias han decidido cambiar el hotel por el apartamento, mucho más barato. “Es una solución para no tener que quedarse en casa o irse a un camping”, cree Esteve. Al precio también se le une la intimidad, recibir visitas, quedarse a comer en vez de ir a un restaurante y, sobre todo, ahorrar si los viajeros son más de cuatro o una familia completa. “Siempre será más barato que un hotel”, cree María José González Barros, directora general de Niumba, otra web especializada en alquiler vacacional.

Lo de irse a un apartamento en la playa no es un fenómeno nuevo. En España, el binomio Benidorm (o similar) y vacaciones ha salvado los agostos a muchas generaciones desde los años sesenta. La novedad consiste en que la mayoría de los anuncios se cuelgan en internet. Para Esteve, también la oferta ha cambiado mucho y de año en año se ven claras mejorías en las viviendas. “Hay mucha y muy buena calidad”. Los propietarios, ahora, se preocupan en amueblar y equipar bien sus casas. “¡Lo que ha ayudado Ikea!”, bromea Esteve.

Los pisos de menor precio son los que más se alquilan“, reconoce González Barros, “la gente va claramente a lo barato”. Aunque siempre hay localidades donde el precio de mayo a julio se dispara. Anuntis pone ejemplos como Sanlúcar de Barrameda (un 13,4% más caro), Benidorm (11,1%), Chiclana (10,7%), El Campello (10,6%), Los Alcázares (6,6%), Santander (5,9%) o Gandía (4,8%), ciudades en las que también los precios han subido respecto a 2008.

Pero lo que la crisis no cambia es el hábito de los españoles, esperar hasta el último momento, para alquilar. Los apartamentos “se están reservando en el corto plazo, se espera hasta el final”, explica Barros.

rentalo azul

Fuente: cincodias.com

Deja un comentario