El Salón Inmobiliario de Madrid cierra sus puertas

Un simple paseo por el Salón Inmobiliario de Madrid (Sima), que cierra hoy sus puertas, puede llegar a crear un espejismo: numeroso público que pide información para comprar una casa y multitud de ofertas con las que atraer al cliente, como en los mejores tiempos. Pero, tras un vistazo más detenido, la imagen de pujante actividad se desvanece, más aún al comparar esta edición con la de años anteriores. Si la sensación es de una mayor afluencia de público, es porque la feria se concentra este año en un único pabellón, frente a los tres pabellones del año pasado, y los descuentos, pese a su abundancia, ponen en evidencia en muchas ocasiones la gran distancia entre el deseo de lo que busca el comprador y la realidad de lo que se le ofrece y de lo que puede comprar.

La rivalidad vendedora entre entidades financieras y grupos inmobiliarios es la gran novedad en la edición del SIMA de este año. “Esta vez, venimos más enfocados hacia el cliente particular que hacia el promotor”, reconocen en el stand de Caja Madrid, uno de los más concurridos de la feria. La entidad llega con una oferta de más de 1.100 viviendas disponibles para la venta o el alquiler, una indeseada cartera inmobiliaria que, al igual que le sucede a otros bancos y cajas, la entidad necesita vender para combatir el impacto de la morosidad y regresar al negocio bancario.

En el Sima, entidades como Caja Madrid son una inmobiliaria más. “Lo que ofrecen no es muy diferente a lo que encuentras en cualquier inmobiliaria”, señala una visitante, decepcionada porque toda la oferta disponible de la caja en Madrid para comprar una vivienda por 160.000 euros es de segunda mano. Los chollos irresistibles tampoco existen en el Sima, o al menos los que se ajustarían a lo que buscan muchos de sus visitantes: un piso nuevo, que no sea demasiado pequeño y que no esté en el más lejano extrarradio.

Pero si el cliente encuentra lo que busca, la caja madrileña ofrece en el Sima casas con descuentos de hasta el 40% sobre el valor de tasación y un bono de 3.000 euros si señaliza la compra en la feria. Con motivo de la feria, Metrovacesa ofrece 150 viviendas -la mayoría en zonas de costa y residenciales- con descuentos de hasta el 50%, y Sacyr Vallehermoso aplica en el Sima descuentos del 35% o de 100.000 euros en determinadas promociones. “Antes, el cliente llegaba a comprar y luego pedía la hipoteca. Pero ahora es al revés, viene con una idea concreta de la financiación de la que disponen, que se resiste a revelar”, explica un comercial en el stand de Sacyr. De hecho, la hipoteca es la clave y sin hipoteca no hay piso, por muy atractivo que sea el descuento.

En los stand de Real Urbis, Caja Madrid o Zapata Inmobiliaria se puede señalizar la compra de viviendas en las que se ofrece financiación al 100%, aunque en la práctica dependerá del perfil de riesgo del cliente y de su capacidad de ingresos. Hercesa, en colaboración con la caja madrileña, ofrece viviendas con una hipoteca a 40 años y 20 de carencia. Y Zapata Inmobiliaria oferta en el Sima pisos de un dormitorio en el Ensanche de Vallecas de Madrid por 600 euros al mes, siempre que Banesto, que financia el 100% de la compra, dé su visto bueno. Promogar, Afirma y Sacyr ofrecen en la feria de forma gratuita seguros de cobertura por desempleo, ahora la mayor amenaza para decidirse a comprar una casa y el mayor obstáculo para pagarla.

Más oferta de compra que de alquiler

El alquiler con opción a compra fue una de las apuestas más destacadas de la edición del Sima del pasado año, pero ha perdido intensidad este año. Habitat fue una de sus grandes defensoras en la feria de 2008, pocos meses después de haber conseguido un acuerdo con el que refinanciar su deuda. Un año más tarde, la inmobiliaria catalana está en concurso de acreedores y, como otras tantas del sector, no está presente en el Sima.

La gravedad de la crisis del ladrillo se manifiesta también en la agresividad de las ofertas de rebajas de precios, que el año pasado rondaban entre el 20% y el 25% y este año alcanzan el 50% algunas viviendas de Metrovacesa. El alquiler con opción a compra está representado en la feria por Hercesa y por Reyal Urbis, que además ofrece descuentos de 6.000 euros si se formaliza la compra de una casa durante el Sima. Y para quienes deseen alquilar su vivienda, Caja Madrid ofrece un seguro para proteger al casero de los impagos y los daños materiales.

 

Fuente: cincodias.com

Deja un comentario