La crisis favorece el modelo de alquiler con derecho a compra

El director general del Colegio de Economistas de Asturias, Ricardo San Marcos, ha afirmado hoy que la reducción de las ventas está haciendo girar parte la actividad de promoción de viviendas hacia este modelo.

San Marcos ha realizado estas declaraciones en una rueda de prensa tras la conclusión de la XV Jornada Económica de la Construcción, de la que es presidente.

El economista ha recordado que en los primeros seis meses del año se construyeron en España unas 185.000 viviendas de las que se han vendido unas 80.000, lo que provoca la existencia de un parque de viviendas que quedan libres en el mercado.

Ha precisado que el sector está girando hacia el modelo de arrendamiento y posiblemente se consagre como otro sector que antes era “residual” y que ahora competirá con el de promoción destinado a la venta.

San Marcos ha reseñado las dificultades que tiene la venta de estas viviendas de arrendamiento por la cultura inversionista existente en España, aunque cree que la posibilidad de adquirirlas en propiedad puede facilitar el auge de este modelo de promoción.

A juicio del economista, estas promociones suponen una ventaja para el consumidor al poder hacerse con una vivienda y “romper la barrera psicológica que supone un alquiler como un gasto no recuperable“.

Ha explicado que, dentro de este modelo arrendatario, los promotores están optando por varias figuras distintas como la de dar una opción de compra obligatoria al comprador, otra en la que esta alternativa sería voluntaria y otra que compensaría las cantidades pagadas como renta.

La combinación de uso y propiedad que establece esta actividad empresarial también esta funcionando en Asturias, donde varias promotoras han montado empresas de arrendamiento de vivienda con opción a compra, ha resaltado.

San Marcos ha declarado que no cree que el sector vuelva a tener una incidencia tan grande en la economía pese a que se inyecte dinero al sistema bancario.

“Pienso que no se pueda volver a situaciones como las anteriores ya que no habrá revalorizaciones de vivienda de entre el 20 y 25 por ciento anual y que estas propiedades vuelvan a ser un concepto de inversión tan rentable”, ha subrayado.

Ha añadido que la situación económica actual ha llevado a la gente a un proceso de reflexión en el que la vivienda ha de volver a ser considerada como “bien de uso y no de renta constante a través de sistemas especulativos que corresponden a una época en la que todo el mundo fue cómplice: Los bancos prestando, las promotoras poniendo bienes en el mercado y las personas comprando”.

En relación a las jornadas celebradas hoy, su presidente ha apuntado que es una buena oportunidad para buscar soluciones cuando la crisis económica “ha castigado” al sector de la construcción.

“Nosotros entendemos que la crisis es un fenómeno que pasa a las empresas y a las persona como ser vivo y que se ha de abrir un proceso de reflexión con el fin de replantear estrategias y tirar hacia delante”, ha aseverado.

Por último, el economista plantea que el sector “ha de recuperar valores que están más cercanos a la actividad empresarial” como son la eficiencia en los procesos y en las estructuras, además del concepto de coste, ahorro, austeridad y honestidad; una serie de principios que, a su juicio, han sido “denostados” con la prisa, el crecimiento y el consumo.

Deja un comentario