Las Cajas obligadas a vender pisos

 

Los datos, recogidos del balance público de cada entidad en el apartado de inversiones inmobiliarias, corresponden “a los inmuebles que las cajas tienen en propiedad para destinarlos a la venta o al alquiler, con el objetivo de obtener rentas o plusvalías”, explica José María Gay de Liébana, profesor de contabilidad de la Universitat de Barcelona y de la escuela de negocios EAE. Según estas cifras, la gran mayoría de las cajas ha tenido que quedarse con multitud de pisos y terrenos debido al aumento de los impagos de empresas y particulares que no pueden hacer frente a sus compromisos con la entidad, con lo que ésta se queda con el activo inmobiliario a modo de canje de deuda para recuperar el dinero prestado.

Esto supone un problema para las cajas, pues el Banco de España obliga a provisionar un porcentaje del valor de los activos inmobiliarios adjudicados de clientes morosos. Y deshacerse de estos pisos no es fácil. Las ventas de viviendas cayeron un 27% el año pasado según datos del INE. El mayor desplome lo vivieron las casas de segunda mano, que bajaron un 43%. Frente a esto, han decidido aliarse: el mes pasado, Ahorro Corporación, el grupo financiero de las cajas de ahorros, creó una sociedad de gestión inmobiliaria, en la que participan 23 entidades para gestionar y vender estos activos.

Caja Madrid y Caixa Terrassa son las dos entidades que más han aumentado sus inversiones en el sector en los dos últimos años. A principios de 2007, la entidad madrileña tenía 11 millones de euros en concepto de inversiones inmobiliarias. Ahora cuenta con 529. Un aumento del 4.644%. En el caso de Caixa Terrassa, el crecimiento ha sido del 5.541%. Aunque menos espectaculares, muchas otras cajas presentan incrementos extraordinarios: la Caja de Canarias, del 886%, Caja España, del 605%, Caja Navarra, 531%, Caixa Catalunya, 433%, La Caixa, 226%… “Las cajas se han concentrado excesivamente en el sector inmobiliario, y ahora están sufriendo por ello”, señala Jordi Fabregat, profesor de Finanzas de Esade.

Inversión en el sector

Muchas entidades también han tenido que invertir —o aumentar su participación— en sociedades relacionadas con el ladrillo, interviniendo en sus órganos de gobierno o en su gestión. En total, las cajas han empleado 1.580 millones de euros en invertir en empresas constructoras o inmobiliarias, según los datos recogidos en los informes anuales de gobierno corporativo enviados a la CNMV.

La Caixa lidera la lista, con los 500 millones que inyectó en su filial inmobiliaria, Servihabitat. Le sigue Caixa Galicia con 195 millones empleados en adquirir total o parcialmente diversas promociones inmobiliarias. Caja España e Ibercaja se han gastado en este sector 140 y 100 millones, respectivamente.

Pisos y casas en venta por cajas de ahorros procedentes de embargos en toda España

 

ensubastas-banner-200x1251

 

 

 

 

fuente: La gaceta

Deja un comentario