Resumen del SIMA 2009

En la undécima edición del salón inmobiliario de Madrid (Sima) ha surgido la figura del cazagangas, alentado por las entidades financieras que han publicitado a bombo y platillo descuentos del 20%, 30% y hasta el 40%, dando el 100% de la financiación con el fin de sacarse de su balance el stock de pisos embargados a los que han tenido que hacer frente a cambio de la deuda.

Bajo estas expectativas el cazagangas se ha crecido y se ha presentado al Sima con un objetivo claro: descuentos como mínimo del 50% y el 100% de la financiación. Con estas perspectivas, el buscador del chollo se ha quedado compuesto y sin novia porque los bancos sólo han llegado a descuentos del 40%, y de las promotoras, tan sólo Metrovacesa  se ha atrevido con rebajas del 50%, pero las inmobiliarias no facilitan el 100% de la financiación como los bancos.

La feria ha conseguido superar sus expectativas en plena crisis inmobiliaria, con 60.000 visitantes y más ventas que el año anterior, aunque aún están lejos de las reservas que se hacían en pleno boom inmobiliario. “En un momento tan negativo como el que vive el mercado, la feria ha respondido muy bien con un público de calidad y unas ventas que superan las expectativas. No sólo hemos vendido casas en España sino también en Nueva York y Bucarest”, explica Eloy Bohúa, director del Sima.

Los stands más solicitados, con colas de espera, han sido Metrovacesa, Reyal Urbis, Hercesa y Caja Madrid. Según un experto del sector, el gancho que ofrecían era principalmente los descuentos en precio, la variedad del producto y la amplia oferta por la geografía española. Aún así, la vivienda en costa ha sido la menos solicitada, aunque había grandes rebajas, como una vivienda de dos dormitorios en Murcia por 55.000 euros.

La promotora que más descuentos ha ofrecido en el Sima ha sido Metrovacesa, con pisos a mitad de precio, lo que le ha hecho cerrar el salón con 81 reservas. Le siguió Hercesa, con 72 ventas, dentro de las que se incluyen vivienda protegida, en concreto una promoción entera de chalés en Arroyomolinos. Caja Madrid vendió en el salón 70 viviendas, buena parte de su oferta era de segunda mano y también de obra nueva. La caja de ahorros, que fue una de las entidades bancarias más activas en el salón, ofertaba casas con un descuento de hasta el 40% y un bono de 3.000 euros si señalizaban la compra en la feria. Reyal Urbis también salió satisfecha de la feria, con 40 reservas, donde se incluyen operaciones de venta y alquiler. Afirma alcanzó la venta de 20 viviendas libres frente a las 42 del año pasado y Zapata Inmobiliaria vendió 12 unidades en el PAU de Vallecas (Madrid).

Fuente: La Gaceta

Deja un comentario