Posts Tagged With 'ayuntamiento'

Subida del valor catastral de los inmuebles

 

La revisión de los valores catastrales en el municipio de Gijón, que incide de forma directa en una serie de impuestos -entre ellos, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)-, ha generado una larga lista de afectados. Esta modificación, obligada por ley al haber pasado más de una década desde la última revisión y haberse renovado el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), supone una subida del doble, y, en ocasiones, el triple del valor de cada vivienda.

Los vecinos, que ya reciben desde hace unos días las notificaciones de la Dirección General del Catastro, ven cómo el IBI (uno de los impuestos a los que más afecta la revisión) -la contribución- asciende de forma «desmedida», tal como asegura Eduardo Corujedo, abogado de la Asociación de Inquilinos «El Llar», que considera que la solución pasa por «la corrección de los tipos impositivos», dependientes, de forma exclusiva, del Ayuntamiento de Gijón.

En este sentido, Anselmo Menéndez, responsable de la revisión del Catastro gijonés de 1997, cree que el ciudadano ha de tener claros una serie de conceptos. Uno, que «la revisión catastral es ajena a la coyuntura económica del momento», es decir, la modificación del Catrasto es obligatoria por ley y corresponde a un acuerdo entre el Ayuntamiento pertinente y el Ministerio de Hacienda.

La segunda cuestión es que el Ayuntamiento de Gijón decide en qué forma incide esta revisión catastral en los impuestos, «teniendo en cuenta una serie de parámetros por arriba y por abajo». De esta forma, el Consistorio se reserva la potestad de fijar el tipo impositivo. «El Ayuntamiento tiene voz y voto para aplicar una serie de impuestos. Sin embargo, los índices multiplicadores que está aplicando, en este caso, sobre el valor catastral, se han quedado obsoletos», dice Corujedo, que sólo entiende la subida si se tiene en cuenta «un afán recaudatorio desmedido» por parte del Consistorio gijonés.

El abogado de la Federación de Asociaciones Vecinales, José Vicente Vallín, representa a una serie de contribuyentes afectados también por la revisión catastral. Un colectivo que ha propuesto una serie de medidas anticrisis, entre las que se encuentra la revisión del IBI. «En estos tiempos de crisis no es lógico que suba tanto la contribución; queremos que el IBI se rebaje, no que se suba», explican.

De hecho, el movimiento vecinal lleva tiempo trabajando en una serie de reivindicaciones a las administraciones públicas entre las que se encuentra la revisión de los valores catastrales. Según cuenta Vallín, esta subida supone «un tremendo perjuicio para los vecinos». «Desde el punto de vista social, se toma con precauciones, por ello pedimos que se tenga un determinado control sobre el IBI», añade el representante vecinal.

Esta modificación, que entra en vigor el próximo 1 de enero de 2009, se está notificando desde hace unos días, mediante correo, a los contribuyentes. En este sentido, Vallín considera que la Dirección General de Catastro está realizando «un esfuerzo» para informar a los gijoneses, aunque asegura que «a estas alturas, ya está todo el pescado vendido». En este punto, Hacienda recuerda que los afectados tienen un plazo de un mes para recurrir aquellas tasaciones catastrales en las que encuentren alguna irregularidad o con las que no estén de acuerdo.

Anselmo Menéndez todavía recuerda que en el año 1997 recibió un total de 5.000 recursos, de las 130.000 notificaciones urbanas que se enviaron. «Es inevitable que existan estas reclamaciones, algunas con fundamento y otras que no; me es imposible predecir cuántas, pero sí un volumen importante», cuenta Menéndez.

«No hay posibilidad de recurrir el tipo impositivo», recuerda el abogado de la Asociación de Inquilinos «El Llar»; «cada persona debe mirar particularmente el valor catastral y notificarlo a la Administración, si considera que es susceptible de correcciones», añade Eduardo Corujedo.

«La revisión catastral borra lo que había antes y sitúa el inmueble al 50 por ciento del valor de mercado, y a partir de ahí, la liquidación que corresponda», explica el responsable del catastro de 1997. De hecho, Menéndez cree que desde ese año «muchos aspectos quedaron desfasados». En este sentido, el Ayuntamiento de Gijón está «haciendo lo correcto desde el punto de vista técnico, ya no hablo desde el punto de vista político», dice Menéndez, aunque considera que el Consistorio está siendo «moderado y obra con sentido común». «Otra cosa es la oportunidad para recaudar o no», recuerda. Y es que la recaudación obtenida a través del Impuesto de Bienes Inmuebles es una de las mayores fuentes de ingresos del Ayuntamiento gijonés.

Modificación del catastro

La revisión catastral entra en vigor a partir del 1 de enero de 2009.

Subida del IBI

La incidencia sobre el recibo del año que viene no excederá del 9%. Además, la nueva ordenanza del IBI permite a los vecinos el pago fraccionado del impuesto, así como una serie de bonificaciones.

Línea directa del Catastro

Los interesados tienen a su disposición una línea telefónica bajo el número 902373635, que estará operativa de lunes a viernes, en horario de nueve de la mañana a siete de la tarde.

Puntos de información (PIC)

Gijón cuenta con siete puntos, en las calles Ateneo Obrero, Cabrales, Canga Argüelles, Munuza, Ramón Areces, Río de Oro y plaza de la República.

 

 

 

Maria Iglesias lne.es

Posted by Carlos 11 25, 08 No Comments »
Read More

Se evitará los derribos de inmuebles donde haya conflictos con los inquilinos

El edil de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, no ha querido dejar sin respuesta la denuncia del popular Pedro Muñiz sobre la situación de los inquilinos del número 20 de la calle Avilés. El edil popular aseguraba hace unos días que el Ayuntamiento apoyaba el derribo de un edificio catalogado y dejaba en situación precaria a sus inquilinos. Sanjurjo echaba ayer mano a cuatro años de documentación administrativa para desmentir al integrante del grupo de la oposición. Según los datos presentados por Sanjurjo, en dos ocasiones el área de Urbanismo rechazó la petición de una constructora para derribar ese edificio y construir uno nuevo. La primera negativa lleva la firma de Jesús Morales y la segunda, la del actual responsable de la concejalía. A la reiterada negativa municipal al derribo se sumó hace unos meses el hecho de que este inmueble se incluyera dentro del nuevo catálogo urbanístico, lo que limita aún más sus opciones de transformación.

Pero más allá del caso puntual del inmueble de la calle Avilés (similar al ocurrido en los últimos bloques de Marqués de San Esteban, donde también se frenó el proyecto de una constructora) el edil socialista quiso dejar claro que el Ayuntamiento «no autorizará derribos de edificios donde haya conflictos entre la propiedad y los inquilinos. Si no hay un acuerdo entre ambos no se favorecerá ninguna demolición». En el caso del número 20 de la calle Avilés, si el acuerdo se alcanza algún día la gran limitación es que su grado de protección en el catálogo exigirá a la constructora el mantenimiento de la fachada.

R.V lne.es

Posted by Carlos 11 22, 08 No Comments »
Read More